Prepara al organismo para recibir las vacunas y alivia los posibles efectos secundarios de las vacunas al recibirlas.